Main menu

Como viene siendo habitual, por estas fechas paso unos días descansando con el mar de fondo, para reflexionar sobre el año que está a punto de terminar y como bien decía el otro día en un artículo de Paul Gasol tratando de “Desconectar para reconectar”.

Concluye un año más, aunque para mí no ha sido un año cualquiera. Este año ha venido marcado por varios hitos relevantes que me han dejado huella y de los que he aprendido en todos los aspectos, y que comparto en este post.

Voy a empezar en orden cronológico. El primero de ellos, se ha dado lugar en el IESE cuando decidí dar un paso más en mi carrera profesional realizando un programa de alta dirección. La experiencia ha sido de las mejores que he tenido tanto profesional como personal. Por un lado, he logrado mi objetivo que asentar y adquirir hábitos y conocimientos que me ayudan en mi día a día, en por otro he conocido un equipo de increíbles personas a los que sólo en 6 meses les tengo una gran apego y cariño. Eso sí, ha sido una experiencia muy dura pero totalmente gratificante.

El segundo hecho que ha marcado el 2017 ha sido, abrir un nuevo cliente con un gran proyecto y con unas expectativas muy altas sobre el mismo. Ha sido uno de los proyectos más duros que he tenido, con un arranque tremendamente complicado donde cada paso que dábamos se complicaba cada vez más. En situaciones así solo queda una salida, seguir trabajando duro, ser humilde y reconocer cuando te equivocas. Fuero muchas horas de trabajo, y semanas eternas, pero finalmente ese gran trabajo dio sus frutos hasta darle la vuelta a la tortilla y cerrar el año con una felicitación. Pero sin lugar a dudas, sin el equipo que habido detrás no hubiera sido posible.

Y el tercer hecho y el que más duro de para mí, ha sido el momento en el que mi cuerpo dijo basta. Se colapsó y acabé en el hospital. Por suerte todo quedó en un susto, un gran susto, y aunque estoy recuperado sé que tengo que vivir con ello. Eso sí, hizo temblar todos los cimientos sobre los que he construido mi carrera profesional. Pero a pesar del gran susto y de ese mal momento, reflexionando a posteriori me alegro de que sucediera porque me ha hecho pensar y enfocar mejor todo, así como apreciar detalles sobre los que pierdes perspectiva. En este punto me siento también afortunado por el respaldo que he tenido tanto a nivel profesional como personal para los que no tengo palabras de agradecimiento.

Estos tres hitos serán mi punto de parte para 2018, donde todo vuelve a comenzar, pero con lecciones aprendidas que son la base para continuar creciendo como profesional y persona, y con una tremenda ilusión por el nuevo año. Por supuesto, que ha habido más momentos durante este año, pero como se suele decir “son el día a día”.

Si los tuviera que condensar en una frase cada uno de ellos serían:

  • La formación continua es fundamental, sobre todo conforme avanzas en tu carrera profesional. No por hoy, sino por el mañana.
  • La perseverancia es la clave para levantarte cada vez que caes, pero sin un buen equipo y compañeros no lo lograrás.
  • Aunque te lo creamos, no somos Superman. Nuestro cuerpo, aunque es capaz de llegar a límites insospechados, si le haces cruzar el limite demasiadas veces dice basta y ya no hay vuelta atrás.

Como cierre, me viene a la mente a frase que nos dijo Beatriz Muñoz Seca en las sesiones del IESE y que es aplicable a las tres y cualquier otra “siempre hay que ir 5 minutos por delante” eso te permitirá siempre tener ese pequeño margen de reacción.

Os deseo muchos éxitos en el nuevo año.

 

Gracias por leerme, y espero que te haya ayudado y aportado. Si te ha gustado el post no olvides dejar tu comentario, y te quedaría agradecido si lo compartieses.

Muchas Gracias!

Miguel Ángel López | @malopezmunoz

Escribir un comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

TwitterLinkedIn